DE PADRE A HIJO

Empecé a montar en bicicleta con su padre, Joaquín Palazón Lara, Dios lo tenga en su Gloria. Sin duda hicimos muchos kilómetros, creció nuestra amistad y pasamos momentos muy buenos, siempre lo tendré en el recuerdo.

Su hijo Emilio empieza ahora a salir conmigo, cosa que me llena de satisfacción, pues al igual que hacía con su padre -hablar de muchas cosas en cada salida- hago con el hijo. En estas primeras salidas he podido comprobar que el muchacho tiene la cabeza muy bien amueblada, cosa que me alegra mucho y pienso le será de gran utilidad a lo largo de su vida.

Emilio, con el apoyo del Club Ciclista La Molaera, quiere hacer este año el Circuito del Sureste de MTB-O al completo. Además del apoyo del club, contará con el mío propio en todo lo que esté en mi mano. Seguro que le va a ir muy bien, reconozco en él las cualidades que hicieron grande a su padre.

Pedro Jesús Montoro Lara.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *