VII Bike-Orientación de Yéchar

Más de un centenar de corredores se dieron cita este domingo día 20 para disputar la última prueba del Circuito del Sureste de Orientación en Bicicleta de Montaña, organizada por el Club Ciclista La Molaera. Este año la zona de carrera se desplazó hacia los parajes de Fuente Caputa, El Ardal, Cagitán y Veto.

El ganador absoluto de la misma fue Antonio Blázquez García, del club Malvariche; en féminas fue la calasparreña Ana Rosa Poveda Navarro (Calasparra-O); el muleño que milita en la escuadra Valverde Team, Pedro Antonio Rodríguez Moya, fue el ganador en categoría junior. En categoría parejas los ganadores fueron Julio Bermejo Jiménez y Juan Daniel Costa Gil.
Además se dieron los trofeos a los ganadores del Circuito del Sureste, en el cual el Club Ciclista La Molaera ha obtenido tres podios, primero y segundo en categoría parejas, José Manuel Zapata Gutiérrez y Agustín Gabarrón Jiménez; Javier Páez Corbalán y Pedro Antonio Zapata Férez respectivamente. Y un segundo puesto de Pedro Jesús Montoro Lara en categoría veteranos.

En el resto de categorías los ganadores han sido: Pablo Cano Rubio (Surco-Almería) en senior; Antonio Blázquez (Malvariche) en veteranos; Ana Rosa Poveda (Calasparra-O) en féminas y Adrián Guigarro Llamas (Lorca-O) en junior.
15068467_1349502648393482_7476833418777446764_o 15110440_1349502295060184_3457179225344881882_o 15111117_1349502248393522_5179035070550597741_o 15129421_1349502558393491_5252473723698414951_o

Crónica XI INTEGRAL DE LA CABRA.

Por parte del club participaron dos miembros, José Antonio Martínez Vicente, con un tiempo de 4,33 y  Nicolás Gabarrón Blaya, 4,42, siento el primer cadete en cruzar la meta. A continuación una crónica de Nicolás.

La carrera comenzaba 10 minutos después de lo dicho, que era a las 8:30H, ya que se necesitaba el OK de Guardia Civil de Tráfico. Una vez estos dieron el OK se lanzó la carrera, y con muchísimas ganas y nervios, 500 ciclistas salimos a por esos 80 KM con 2400 Metros de desnivel.

Los primeros KM se realizaban a un gran ritmo, causa de dichos nervios, aún así, el principio de la carrera era un “circuito” de Rally el cual te enlazaba con la subida al Pico del Águila, primer puerto de esta bonita marcha.

Yo iba controlando muy muy bien mis pulsaciones, ya que una carrera de dicha dureza hay que regularse lo mejor posible para “no petar”.

Empecé a subir el Pico del Águila a un ritmo constante, sin obsesionarme con la velocidad media, sino con las pulsaciones. Coroné el Pico del Águila con 1:15 Horas. Comenzamos un bonito descenso entre lo que parecía una fusión de pista forestal y cortafuegos, algo técnico pero nada del otro mundo.

Empezaba una pista forestal de sube y bajas, algunos más largos que otros pero bueno, una vez hecho esto, desembocamos en una senda muy chula, algo técnica, pero sin duda, muy muy divertida.

Salimos a Tierras Rojas, pista forestal que te lleva al Pico del Relojero, y aquí cambié el chip. Notaba como las piernas funcionaban y dije, vamos a subir el ritmo, y empecé a adelantar gente, un poco con miedo debido que aún quedaba más de la mitad de la marcha, un recorrido plagado de subidas y bajadas muy técnicas, y no era cuestión de desfondarse. Aún así, subí el ritmo y iba increíblemente cómodo. Una vez coronado Pico del Relojero, a 583 M de altura, comenzamos una bajada técnica de roca, una subida bastante inclinada, y otra vez bajada, esta vez ya tocaba algo de sendas, exactamente Senda Quebrada. Pedazo de senda. Qué preciosidad. Ahora sí, bastante técnica. Al paso por esta senda, destacar la amabilidad de senderistas que habían en ese momento practicando su deporte, y que cada vez que oían un ciclista se apartaban lo máximo posible para no entonpecernos.

Volvimos a desembocar en una pista forestal que nos ponía rumbo a Senda Bonita, una senda que como su nombre dice es muy bonita. Destacar de esta senda su alto nivel técnico sobre todo el la parte final, y aquí, cerca al KM  50 me notaba perfectamente bien y volví a apretar, bajando. Me sorprendí a mi mismo ya que había realizado esta senda con anterioridad antes de la Integral y no me recordaba bajando de esa manera.

Con una dosis exagerada de adrenalina y emoción, encaré la parte final de la Cabra, la parte del Garruchal.

Un desierto “pestosisimo” con la mala fama que se le atribuía por su gran dureza de repechos y cuestones interminables. Las 3 Marías y la Senda Peréz de los Nortes, más conocida como Las Hijap… era lo que más miedo me daba de este último tramo. Aún así, ya pegué el sprint final y adelantando cada vez a más corredores y viendo como los KM pasaban de una manera rápida, subía el ritmo hasta llegar a extremos de en algún repecho ¡¡¡ponerme a 199 pulsaciones!!!. Una auténtica burrada, pero que sin duda, mereció enormemente la pena.

Realicé esta edición de la Integral de la Cabra en 4:42:59 Horas, a una velocidad media de 17Km/h, una media asombrosa para mí.

Respecto a la clasificación, al ser un reto no competitivo, no le dan importancia, ya que todos los corredores reciben lo mismo, una medalla de Finisher, pero te dicen en qué puesto quedas a modo de información. Yo quedé el 109 de 468 que finalizaron la prueba, y de mi categoría cadete, primero.

Sin duda, al año que viene si hay suerte y entro en el sorteo otra vez, repito.

14859893_1408585425822718_7351539014527618496_o IMG_8201 perfil_2016

IV Trofeo OBM Villa de Calasparra

Magníficos resultados los obtenidos por miembros de La Molaera en el “IV Trofeo OBM Villa de Calasparra” celebrado este pasado domingo día 11. En categoría parejas se ocupó los dos primeros puestos,  siendo Javier Páez Corbalán y Salva Pina Ruiz primeros y José Manuel Zapata y Agustín Gabarrón segundos. En categoría senior, Manuel García Fernández se alzó con un meritorio tercer puesto. Rubén González Candel y Benjamín Candel Zapata fueron primero y segundo respectivamente en categoría iniciación. Además participaron Ginés Fernández, Jesús Rodríguez González, Juan Francisco Párraga y Pedro Jesús Montoro

IMG-20160911-WA0002 IMG-20160911-WA0003